viernes, 25 de junio de 2010

Amarme no es un pecado

A veces el amor es tan pero tan grande que haces lo que sea por esa persona, pero llega un punto en que hueles tu propio perfume, ves tu reflejo en el espejo y tocas tu cara. Acabas de descubrir que te amas más a tí, que tu orgullo es la cuantificación de tu propia aceptación. Amarme no es un pecado y si dejé pasar oportunidades amorosas, si desprecié a cupido, es solamente porque yo valgo más.

(Título sacado de "Touch of my hand" de Britney Spears)

No hay comentarios: