miércoles, 22 de septiembre de 2010

No puedes hacer lo equivocado en mis ojos

Respírame mientras floto en la bruma de la cima del cielo de la nube más alta.
Mírame como si fuera la última vez que poses tus ojos sobre los míos aunque estoy segura de que mañana me visitarás.
Permíteme flotar entre mis pensamientos cada vez que me invadan solamente para que no me hagan despertar.
Arráncame, junto con mis besos, los miedos que tengo guardados y tatuados en mi piel.

(Título sacado de "Hearing damage" de Tom Yorke)

No hay comentarios: